Tatiana y Andrés Puentes... La historia de un divorcio anunciado

 Director: Andres Páez Chavira               Chihuahua, Chih., Lunes 24 de Noviembre del 2014

Tatiana y Andrés Puentes... La historia de un divorcio anunciado

 
Hablar de Tatiana es hablar de una historia de éxito y tezón... La historia de la baladista, la solista teatral, la reina de los niños, la actriz de televisión, la conductora... Pero, la historia de la mujer, la de la esposa ha sido en los últimos años uno de los capítulos más crueles y difíciles de contar.

Demandas, guerras verbales, escandalosas declaraciones, como las que Andrés Puntes hizo hace algunos años, éstas fueron sus palabras:
La mamá de 'La Reina de los Niños', a pesar de ser casada, me pidió una noche de pasión para permitirme salir con su hija.
'Mi cuota sexual, la tuve que pagar.

Y hace apenas algunos días los ataques más recientes del empresario hacia su ex-esposa y madre de dos de sus hijos, fueron contra la mamá de la cantante, publicando fotografías de la señora desnuda y despotricando en contra de toda la familia de Tatiana.



Aquí la historia de Tatiana:

Tatiana llegó al altar cuando sólo tenía 19 años, nunca imaginó que sus sonrisas se convertirían en llanto.

'Soñaba con casarme grande, como a los 28, 29 ó 30 años más o menos, no fui noviera, fui coquetona, pero noviera no'.

Fue entonces cuando Andrés Puentes llegó a su vida.

'Qué pasó, todavía me lo pregunto yo.

¿Qué pasó, conoces a un hombre que es 13 años mayor que tú, que ha vivido cosas fuertes?

Te apantalla, te deslumbra, te envuelve yo creo. A mí no me gustaba ni siquiera físicamente, pero yo decía: me cae bien, cuenta chistes muy divertidos, no se qué pasó, se metió como la humedad, definitivamente. Como la humedad. Poco a poco.

¿Te enamoraste?

Yo siento que sí me enamoré, y aparte de enamorarme era deslumbramiento, era ¡guauu!, el hombre de mundo mayor que yo, que a final de cuentas no era ni de mundo, ni nada de lo que decía porque yo al matrimonio llevé muchísimas propiedades, muchísimo dinero, muchísimo éxito. Y él llevó al matrimonio deudas, embargos que yo no sabía obviamente.

Y es que dicen que el amor es ciego.

Ya cuando logró su objetivo de conquistarte, de enamorarte y de que esté plenamente con él, ya cuando logra eso entonces te empieza poco a poco a menospreciar, a empezar a ofender, a decir que no eres nadie, que tu familia no está contigo, que no vales nada sin él. Y te empieza a celar obsesivamente, a celar enfermizamente, a controlar, a manipular y a abusar verbalmente y físicamente y psicológicamente.

Durante el matrimonio, Tatiana asegura haber vivido violencia física.

Sí, sí, también.

¿Y por qué lo permitías? Por terror, por pánico, sabes que si le contestas o te defiendes va a ser peor.

La gente se pregunta, ¿por qué una mujer puede estar tantos años al lado de un hombre que la maltrata física y verbalmente?

Por eso todavía voy a terapia con un psicólogo y con un psiquiatra porque yo me considero una persona que no se deja. Todavía me pregunto yo cómo, cómo es posible que te envuelvan de tal manera que no te puedas defender, que le tengas tanto terror y tanto pánico.

Al recordar la violencia que dice vivió al interior de su matrimonio, Tatiana sigue preguntándose.

Por qué nunca me defendí, por qué nunca corrí, por qué nunca me escapé, por qué no me brinqué la barda antes. Las culpas son, qué hice mal, por qué si yo le di todo mi amor, le di toda mi vida entera, lo defendía en las buenas y en las malas, y en las malas ¡pero malas!... De estar en la cárcel y haberlo sacado. Lo defendí siempre, le di todo, toda mi vida, mis años, todo mi amor, y además mi dinero, además.

¿A qué tenías miedo Tatiana? ¿A qué le tenía miedo? ¡a que me matara! Porque me lo decía.

¿Qué te decía?

Que cuidadito y me fuera. O cuidadito y le dijera a mis papás o me saliera de la casa o hiciera cualquier cosa porque iba a acabar conmigo y con mi familia y con todo lo que me rodeara y que me iba a matar.

¿Te arrancó tu inocencia a golpes?

Exactamente sí, totalmente. Sí, mi inocencia fue así, de la noche a la mañana ya... Se borró. Ya empiezas a ver la cruda realidad, y empiezas a ver la realidad de muchas cosas ¿no?. De un matrimonio con violencia intrafamiliar, de una relación de marido, manager, artista, empleada ¡pero de abuso total! Y cuando te das cuenta que la última que importaba era la mujer, yo creo que ahí es cuando más tristeza te da porque dices: no importó nunca, la mujer nunca importa, siempre era la artista.

Tatiana recuerda duros momentos, en donde casi al borde de la muerte, su ex marido dice la obligaba a trabajar.

Porque una vez tuve que tener a un cardiólogo a mi lado en el escenario. Tenía la presión muy alta y el doctor dijo, no puede actuar así, le puede dar una embolia o le puede dar un infarto, y él dijo: pues actúa porque si no nos van a demandar. Y en dos ocasiones me tuve que salir a que me diera oxígeno y me tomara la presión.

Cuando nació Casandra, fue por cesárea, tenía yo la presión muy alta y fue pre clamsia, y me dijo el doctor antes, que tomara reposo y en ningún momento reposé, yo tenía los pies como sapo, estaba totalmente hinchada, y con Andrik pasó lo mismo, fue hasta casi los ocho meses que seguí haciendo el programa de televisión. Porque él se estaba acabando todo el dinero y ya no había casi ahorrado. Yo no sabía y me decía tienes que actuar y tienes que hacer conciertos porque cuando te retires uno o dos meses después de que nazca el bebé, pues de qué vamos a vivir.

Uno de los grandes dolores con los que carga Tatiana... La mujer, es haberse alejado de sus padres por defender el amor que llegó a sentir por, su hoy, ex marido. Estar cerca de Andrés Puentes, significaba estar lejos de sus padres, quienes a pesar de respetar las decisiones de su hija, nunca estuvieron de acuerdo con aquella relación.

Si fue un shock para ellos, empezaron a ver que yo era poco a poco otra persona, y poco a poco me convertía yo en enemiga de ellos. Yo les dije a mis papás: es que si ustedes están en contra de él me van a perder a mí, y ya no me van a volver a ver.

Te ciegas, te ciegas totalmente, por amor, por manipulación, por muchas cosas. Pero es horrible estar en contra de tus papás, porque al fin de cuentas ellos te hicieron.

SUS PADRES NO ESTABAN DE ACUERDO CON LA BODA.

En un principio no, después su madre me hizo pensar que los hijos tienen derecho a cometer sus propios errores, entonces tuve que apoyar la decisión, comentó Ramón Palacios, papá de Tatiana.

Estaba secuestrada psicológicamente, lo defendía a capa y espada Flor, no había manera de que ella entendiera que estaba haciendo mal. Pero tiene dos hijos mijita, ¿los mantiene? No claro que no, cómo los va a mantener si las mujeres no se merecen, ella ya estaba secuestrada. Agarré el corazón, lo metí en un cajón y dije la apoyo, la apoyo porque la voy a perder, fueron las palabras de Diana Perla Chapa, madre de Tatiana.

Los antecedentes de Puentes, hicieron dudar a los padres de Tatiana.

Nos llegaban rumores, etcétera. Que había estado en la cárcel, que había hecho esto, que había hecho el otro.

Sabíamos que su matrimonio era un error, lo sabíamos mi esposo y yo.

Rumores muy fuertes que no, no creía porque estaba manipulada a parte de que es 13 años mayor que yo, con dos matrimonios fracasados anteriormente, con dos hijos también de los diferentes matrimonios, agregó Tatiana.

Mientras que la madre de la cantante recordaba el momento en el que su hija salió de su casa para contraer nupcias.

Ella salió casada de aquí a la iglesia, en ese momento jamás se volvió a decirle ¿Tatiana, estás segura de lo que estás haciendo? Sí mamá, sí papá. Perfecto. Nunca mas volvemos a hablar una palabra mal, jamás me oyó nadie hablar mal de ese individuo.

¿Tatiana te peleaste con tus papás?

Sí. Y eran rumores muy fuertes en esa época muy fuertes y yo los desmentía, y mi mamá... Mi mamá también me apoyó en esos comentarios y mi mamá dijo que no era cierto, que no nos habíamos peleado, pero realmente sí nos habíamos peleado. Sí había pleitos muy fuertes, al grado que casi se cancela la boda. Y ahora les pido perdón a mis papás por lo que les hice.

Es la misma madre de Tatiana, quien nos relata que justo el día de la boda civil la madre de Andrés Puentes la alertó sobre su hijo.

Ay señora, ojalá que Tatiana pueda sacarle a mi hijo el demonio que trae adentro, y yo me acuerdo en ese momento, en el mero momento del civil, ya estaba toda la gente, en ese momento me entró una impotencia, y le digo, señora si usted no pudo en 34 años que tiene el señor, cómo quiere que mi hija de 19 pueda.

Hoy, Tatiana puede ver con claridad lo que ocurría.

Él dijo: cómo puedo manejar su carrera, cómo puedo manejar su dinero, cómo puedo controlarla al 100 por ciento, entonces pensó: la voy a enemistar con sus papás. Y fue así que él me empezó a presionar: pide tus cuentas, pide tus cuentas, pide tus cuentas, y yo le decía: ¿para qué?, yo no quiero:

Tatiana acepta que sus padres le advirtieron que su matrimonio no duraría.

No mis papás, sino todo México. La prensa y todo mundo decía es que no va a durar, no les damos ni tres meses, y mis papás también. Para mí fue como un reto, para mi fue como... No, ahora van a ver que sí lo voy a hacer funcionar y que por mí va funcionar este matrimonio. Y también dices, ¿cómo regreso ahora con mis papás? y les digo: tenían razón la que se equivocó fui yo.

¿Si regresaras el tiempo qué no volverías a hacer?

No haber hecho caso a todas las señales que me mandaba la vida de que algo estaba mal. Y que no hubiera hecho desde un principio, enemistarme con mis padres, haberles dado la espalda. Me alejé de las personas que me dieron la vida, me alejó de toda la gente que me quería y eso no es normal, eso no es sano. Esta persona está realmente mal.

Ahora, con la cabeza fría y el corazón lleno de amor Tatiana le dedica esta canción a sus padres.

A ti debo todo lo que tengo, sin ti no podría ni respirar, todo el tesoro de tu amor recibí, nada guardaste para ti.

Fue en Navidad, cuando Tatiana le dio este regalo a sus papás.

Me envuelve el cariño y me proteges, en calma y tormenta están ahí, presente te tengo ante mí, te agradezco, estando aquí soy tan feliz.

Comienzo a entender pasado el tiempo, la fuerza que escondes en tu paz, yo soy el ave y tú eres viento, que impulsa mis alas al volar.


 
 

La explicación de Angélica Rivera fue insuficiente, ¿y lo de Grupo Higa?: Oposición

El motor de la indignación mueve una vez más a miles, en México y en el extranjero

10 cosas que debes saber de "Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1"

La Coca Life endulzada con estevia no es nada buena, sigue siendo lo mismo

Lo mas leído Hoy: